¿Qué es la diabetes infantil?

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia, lo que quiere decir que sus síntomas persisten en el tiempo causando daño orgánico en quien la padece. Esta incidencia de la diabetes infantil ha aumentado por algunos factores, entre otros los malos hábitos de alimentación que han dado paso a la obesidad infantil, asociados a una vida sedentaria.

La diabetes se caracteriza por una alteración en la producción de la hormona insulina por el páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. Es la insulina la que ayuda al organismo a transformar el azúcar o glucosa en energía, promoviendo así un buen funcionamiento del cuerpo humano.

Por eso nos damos cuenta que la glucosa es necesaria para el organismo, pero en cantidades normales.

La cantidad de insulina liberada depende mucho de la cantidad de azúcar que se ingiere. Si consumimos más alimentos ricos en carbohidratos como papas, azúcar, pasta, arroz, galletas, etc., estaremos exigiendo al páncreas a trabajar mucho más de lo normal.

Cuando los niveles de azúcar que circulan por la sangre, presentan un aumento importante, hablamos de índice de glucemia aumentado.

El número de niños afectados con esa enfermedad varía, un 90 por ciento de los casos son diagnosticados con Diabetes tipo 1. Este tipo de diabetes aparece súbitamente y puede surgir a partir de las primeras semanas de nacimiento hasta los 30 años de edad, aunque es en el periodo de 5 a 7 años, y durante la pubertad, cuando la enfermedad tiende a ser más común.

La diabetes tipo 1 se caracteriza por la falta de producción de insulina y, en consecuencia, por un aumento de la glucosa en sangre o glucemia, de forma que medirse la glucosa en sangre varias veces al día, auto inyectarse insulina de forma subcutánea y realizar una dieta adecuada, son algunos de los pilares importantes de su tratamiento.

Hay estudios que garantizan que los niños que realizan deporte de forma regular, podrían tener mejores niveles de glucosa en la sangre que los que no lo practican. La diabetes tipo 2 es hereditaria y ocurre cuando las células resisten a la acción de la insulina.

El diagnóstico de una enfermedad crónica en un hijo es una noticia devastadora, con frecuencia los padres se preguntan ¿qué hemos hecho mal con nuestro hijo para que tenga esta enfermedad? Y otras más como:

¿Nos hemos equivocado con alimentación? ¿Fue por el estrés durante el embarazo? ¿Qué hicimos?, y en ocasiones se culpan por haber hecho algo mal que haya provocado la enfermedad de su hijo. Es importante, que los padres sepan que es que es un proceso autoinmune en el que el organismo actúa contra sus propias células beta, las fabricantes de la insulina, destruyéndolas y provocando una situación de ausencia total de insulina y por lo tanto el desarrollo de la diabetes.

¿Cómo prevenir la diabetes en los niños?

Se puede prevenir esta enfermedad a partir del nacimiento de los niños y la prevención puede empezar con la lactancia materna, evitando así la alimentación artificial, rica en azúcares innecesarios durante esta fase.

Para evitar la obesidad infantil y la diabetes, es necesario que los niños se habitúen a una alimentación saludable, realizar actividades físicas evitando que lleven una vida sedentaria, permaneciendo mucho tiempo delante de la televisión, el ordenador o los videojuegos. Los niños necesitan una dieta rica en fibras y reducida en azúcar. En realidad, este estilo de vida involucra también a la familia ya que los hábitos saludables deben ser para todos.

Lo ideal sería disminuir la ingesta de azúcares de absorción rápida como, azúcar blanca, morena, cristal y de miel, y sustituirlos por los azúcares que ya existen en las pastas y frutas.

También es importante revisar el contexto, la convivencia en el hogar, en la escuela, ¿cómo se relaciona el niño con los demás?

La diabetes sugiere un conflicto de resistencia, tiene que ver con la idea de afrontar un peligro, pero defendiéndose de manera ineficaz. Hay que revisar si hay conflictos dentro de la familia, porque en el campo emocional, la diabetes también puede ser una expresión de resistencia ante el hecho de separación familiar.

CategoryPrevención
Write a comment:

*

Your email address will not be published.